sábado, 4 de febrero de 2017

Por un mundo sin etiquetas


Vivimos en un mundo con muchas etiquetas, a veces aburrido y políticamente correcto. Te dicen todo el tiempo que no juegues sino vas a ganar. Te hablan de dignidad, y yo pienso: nada más digno que arriesgarse a caer en un precipicio que puede estar lleno de emociones o decepciones pero como saberlo si no lo intentas. Y otro lugar común “el famoso orgullo”, no sería mucho más gratificante sentirse orgulloso de hacer lo que sentís. Y por último…”no vale la pena”, sino no valiera ni siquiera lo estarías pensando. Siempre le digo a las personas que se jueguen por lo que sienten, nada te asegura que no van a lastimarte, herirte o traicionarte…incluso si todo va bien al principio. Se trata de intentar y no permitir que nadie te diga cómo manejar tu vida…convertite en el capitán de tu propio barco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario